NUNCA MAS! PERO DE VERDAD!

Kuczynski renunció no por honor ni reflexión sino por miedo. Su mensaje fue un rosario de moribundas justificaciones demostrando su perfil psicológico-político: un hombre desarraigado del país, en verdad un empresario norteamericano sin sensibilidad social ni vocación política que se enriqueció como pudo, negociando países, sectores y personas como mercancías, valiéndose de un cinismo macabro al venderse como tecnócrata honesto o un “viejo con rostro bonachón” como quiso “argumentar” el decepcionante Dr. Borea. El venderte así sin ningún cargo de conciencia sólo lo hace un sociópata, un ladrón (a los qringos se les llamara “lobbistas”), alguien así mama indirectamente del fujimorismo por más de que este norteamericano quiera hacernos creer que estas dos mamas son diferentes, por ambas destila la misma sangre infecta con sus tretas de mafia asiática sembrando videos y amenazando fiscales, dando una con otra, demostrando que el Perú solo despierta (y solo en parte) con escándalos. Finalmente, los Kuczynski y los Fujimori no son peruanos, y su única familia lejana con nuestro país son los que nos vendieron en la Guerra con Chile, son los que regalaron el caucho, son los Iglesias, los Prado y los traidores que peleaban por su plata y no por su país, que acaso uno de estos felones no tenia negocios en Chile en medio de la guerra como lo tenía Kuczynski con el anónimo Sepúlveda?. Será por eso que Kuczynski terminó su discurso como se acaba en los EEUU: “dios bendiga al Perú”, God Bless You PPK!.
Cuando en los años 70s se escapó vergonzosamente del Perú por sus lobbies petroleros, en un maletero de carro, nos debía la página 11 que desapareció mágicamente de los contratos y que establecía los precios por barril para la privada y para nuestro país; o cuando en los 80s creó la ley que lleva su nombre, la 23231 por la que exoneraba el pago de más de 500 millones de dólares a empresas extranjeras (quién sabe hoy si este hombre tenía negocios en alguna), nos debía más explicaciones; cuando el peruano amnésico dejó que sea Ministro de Economía en la gestión de Toledo volvimos a olvidar luego que nunca había renunciado al 75% de sus acciones de COSAPI y después entregó el lote 58 y el 88 de nuestro gas que debía de ser para consumo interno, ya no sorprende que en esa misma época (2005, 2006, 2007) se invente el ardid de la muralla china entre sus negocios de Westfile Capital y Odebrecht con el cascarón artificial de First Capital, era en verdad una puerta giratoria, y con notas de inteligencia de UIF o sin ellas, tendría que darnos explicación de 9 millones, otros 115 millones, otros 500 millones, sus dos casas desde donde escapó para no dar la cara y hasta a su país de origen (EEUU) le debe por ser un elusor de impuestos como lo dijo tan resueltamente en la Comisión Lava Jato hace sólo unos días.
Y pensar que este sujeto volvió en el 2011 y como candidato apoyó descaradamente a Keiko Fujimori, que en ese momento tenía como brazo derecho a Jaime Yoshiyama, ese ministro también asiático de Alberto Fujimori en los 90s, hoy impedido de salir del país, quien negocio con Jorge Barata para que de nuevo llegue al poder la pobredumbre. Mientras el “PPKuy” vestía con poncho en campaña, en su casa decía que la “manada” de peruanos debía ser puesta en orden y que la gente que se manifestaba eran, en pocas palabras bruta, pues “no le llegaba demasiado oxígeno al cerebro”; sólo cuando llegó al borde de sus ambiciones y de ser posible presidente tuvo que renunciar a su pasaporte norteamericano, tuvo que hacerse el peruano. Y ya en el poder, aceptado solo porque daba más asco su amiga Keiko Fujimori, hizo lo posible para seguir embolsillándose al país mostrándose como un anciano bueno y trabajador cuando sospechosamente remite a la fiscalia el oficio N° 41-2017 despidiendo poco después a la procuradora Ampuero que iba a investigarlo y a todo aquel que no quiera blindarlo (tal como acaba de contar su ex-ministro Basombrío), y en ese contexto dio pie al decreto de urgencia 003 para tratar con la corrupción de Odebrecht que parecía ser firme, dentro de su debilidad y amariconada gobernabilidad, porque le congelaría todos los negocios a la constructora para obligarnos a pagarnos, en serio?; claro que no, pues, esto obedecía a que Barata no colabore ya que sus negocios estaban congelados y si no habla él ni Toledo, Kuczynski quedaba librado. No se pudo, entonces apeló a su jugarreta política, a sus primos, los fujimoristas que como salvajes resentidos reclamaban más y más por la derrota anunciada, y se les dio un poco: BCR, leyes tan importantes como el de reforma electoral, al final también Educación y Justicia. Pero cada ladrón ve por su condición y PPK que ya había negociado en agosto del 2016 con 30 fujimoristas en el caso en que la cosa se ponga salvaje acciono su última carta: tomarse los 30 de Kenji y sacar a su emulado político : Alberto Fujimori.
Esto fue una miopia autoinducida: el ex-presidente, sin inteligencia política ni bases históricas de un país que no es el suyo, dividió todo en forma simplista: la izquierda y la derecha, y se debe confiar más en mi gente, la derecha, asi sea populista, ignorante y apátrida; pensó que la mitad de peruanos que lo hicieron presidente eran de izquierda y tontos jovencitos y que todo “anti” era un revoltoso que se podía reprimir con el discurso noventero de “radical y terrorista”, y que toda la derecha consistía en fraternidades económicas. Pero muchos antis no somos de izquierda, de hecho lo que hizo este estúpido filósofo-político fue despertar a una amplia base de gente asqueada con derechas e izquierdas corruptas, hasta despertó cierto sentimiento patrio (muy vago será hasta que despertemos del todo) que pedía sacarlos a todos. Y en la derecha su confraternidad se volvió en un juego de arpías sedientas que pedían más, las dos alas del fujimorismo lo exprimieron porque él mismo se lo permitió, porque no se daba cuenta el miope de que eran dos alas de un mismo cuervo que esperaba tragarse sus entrañas que eran de su misma naturaleza; cuando volteo a ver a la estrella se dio cuenta que hacia tiempo estaba tiñendose de naranja y que para salvarse una vez más de esa profecía que diría el filósofo Orrego a Haya en la primera mitad del siglo XX ( “no amigo Víctor Raul si haces un partido todo se distorsionara y cuando mueras sera un grupo de interesados por el poder y no por el país”) podrían revertir su voto por enésima vez. Si sacaba a Alberto Fujimori aliado con Kenji, en medio de psicosociales como navidad, feriados, visita del papa, mundial, cumbre, etc…si hacia esto y reprimía a los “rojos”, los hermanos harían cuentas y lo dejarían gobernar hasta cierto punto para blindarlo y una vez salido su gobierno sus delitos prescribieran (de hecho ya lo están), pero su ineptitud pudo más, el mismo día de navidad las calles salieron contra el corrupto mayor y contra su hermano putativo indultado, y no eran rojos, como los fujimori no eran sus amigos si no sus socios convenidos, Sepúlveda era contrastable, estas bestias no lo eran…El discurso era delirante: “son los comunistas terroristas…pero tambien los fujimontesinistas..quienes no dejan que el Perú progrese”
PPK entonces, comprando votos, dejando vacíos los reclamos agudos, y pensando sobre todo en cómo quedar bien, tuvo que renunciar, pero es tan débil, tan cobarde e inexperto que se le salían las mentiras a borbotones, ese velorio donde le acompañaban unos muertos políticos tras de sí, concluyó ofendiendo a los que querían sobrevivir a su nefasto régimen: los peruanos; porque jamás hubo mea culpa ni reconocimiento del desastre de su gestión, porque jamás hubo reconstrucción, reforma electoral, campaña social, construcción de viviendas, la gente y animales se siguieron muriendo de frío en el sur y ni si quiera, en lo que se supone era bueno PPK, la economía, nunca despegó; su propio sistema de mercado ayer le reclamaba: si no renuncia habrá inestabilidad, con una sucesión volverá la inversión y la estabilidad.
¿Ppk pago caro su negociado indulto al peor presidente de este país?, ¿pago por haber traicionado a medio Perú?. Todavía no…los peruanos no tienen porqué ser los feligreses buenos que permiten todo, y lo olvidan todo; tenemos que brindarle un abrazo al extranjero cuando no sepa a donde ir (y siempre debe ser así), pero ya es momento de darle una patada a aquellos que desde siempre nos han pintado nuestro patrimonio o nos han escupido en las calles (y esto aún más siempre debe ser así), porque somos producto de una violación histórica que no queremos aceptar y por ello, nos casamos a cada rato con el violador; eso fue Iglesias, Ignacio Prado, eso fue Garcia, Toledo, Humala, Fujimori y Kuczynski. Eso pasa por no ser firmes, porque si tras la gran transición (díganle “democrática” y que se más, eso en nuestro país tiene otro sabor) de Paniagua se hubiera escogido a un “pro-hombre” otra hubiera sido la historia, porque si allí se cortaba la cabeza a Fujimori y Guzmán jamás hubiéramos vuelto a este escenario, no es un deja vu, esta aquí: estos 18 años hemos vivido un fujimorismo light, alguien lo duda ya?, nuestro país nunca saldrá de su trauma mientras no se vea al espejo y se atreva a ponerse los pantalones, porque, señores analistas de “vocación democrática republicana institucional”, el Perú es una cosa, otra Francia, otra EEUU, otra sus propios buenos deseos, hay que ponerse el alma para construir una nación y allí si hablaremos de “nuestra” institucionalidad, de “nuestro” sistema político, una meritocracia orgullosa en donde sea impensable, ni por asomo, hacer candidatos a los moscorrofios que hemos tenido.
Es necesario que este señor ilegitimamente presidente (será siempre mas “ex” que “oficial” por su efímero tiempo) no salga del país (no sorprenda que su familia ya se haya ido a su país natal) y por lo menos tenga un juicio residencial, de algún modo rinda cuentas, pues millones de páginas 11s nos debe. Pero, a pesar de todo esto, si da tristeza, aunque sea una amarga y melánica: imagínate tu tener una carrera brillante y exitosa, llegar al borde de ser el máximo mandatario de un país, llegar al culmen de tu vida y ser presidente, y que esto último sea un desastre, que esto eclipse tus 80 años de vida, que te ninguneen en tu honor y te boten como basura, con tus arrugas y tu vasta experiencia, una nación entera te dice: “lárgate traidor”, estas solo y ya muy viejo como para resarcirte, y aun peor, mucho peor, a pesar de tus millones reconfortantes y de tus olvidos seniles: serás recordado como uno de los peores presidentes de la historia de un país, casi como una anécdota oscura o una vergüenza de algún récord entre promiscuos ex-presidentes, se pasa de la cólera a la burla, que pena señor Pedro Pablo, de verdad es una lástima…yo hubiera preferido y prefiero ahora fallar y caerme una y otra vez desde el inicio de mi vida para tener un fin glorioso, tu final Pedro Pablo ni todos los millones querrán comprar…Y solamente por eso, a pesar de que nos dicen que vivimos del odio por un Fujimori libre, solo por eso!, pedimos que no exista un linchamiento innecesario, que Pedro Pablo replantee todo en sus adentros; se lo dice seguramente un inexperto que tan joven fracasa y no tiene ningún éxito, pero de corazón debe hacerlo en su vida, su mea culpa íntimo espero que llegue, que los procesos legales y políticos sigan hasta el final pero solo cuando los Kuczynski o los Fujimori se hagan ese mea culpa podrán por lo menos morir tranquilos, a nosotros ya no nos sirve eso, hemos sido usados y ya pasó el tiempo en que debían decirse las cosas, nos entregaremos a construir este país para que los herederos de estos destructores no vuelvan más, ¡que el Perú perdone pronto a la historia!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s