Oh Claridad, Claridad

Aunque el título alude a una canción de finales de los 80 y comienzos de los noventa, esta podría ser la queja que tantos peruanos desde sus sillones esperan ver de la política del gobierno peruano de aclarar y confrontar los vínculos del narcotráfico y la política; y es que si bien ha habido espacios abiertos por el mismo Congreso de la República para escuchar los proyectos de ley que pretenden cerrar el paso al narcotráfico y por ende a los delitos que a él le son conexos, lo que no ha existido es la voluntad política para enfrentar la corrupción que viene del hogar presidencial o por lo menos de las relaciones políticas dictadas desde Venezuela y que han devenido en estudiar las agendas de la primera dama, las cuales vienen siendo estudiadas por el Ministerio Público que en su momento ordenará pericias grafotécnicas necesarias para poder comprender las cifras y los cooperadores del partido de gobierno que entonces aspiraba a obtenerlo en la puya electoral, donde posteriormente salió ganador solo porque hubo una necesaria reingeniería de la campaña y hasta del discurso.

Es el Estado el llamado a demostrar transparencia y deseo de combatir la corrupción venga de donde venga, cosa que no ha hecho hasta el día de hoy y que a un año de concluir no creo que lo haga, mucho más tratándose que la principal implicada resulta ser la primera dama, mientras esto no sea así no podremos hablar de inclusión sin ver la viga en nuestro ojo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s