Este mes de septiembre se volverá a reunir el Consejo de Seguridad de la ONU y tenemos la oportunidad de pedirle unaprotección efectiva de las minorías cristianas.

http://www.citizengo.org/es/28242-exige-a-la-onu-proteccion-efectiva-para-minorias-cristianas

La situación es tremenda. El llamado Estado Islámico está perpetrando masacres, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra. Miles de cristianos han sido desplazados. Otros muchos han sido asesinados y torturados. Un verdadero GENOCIDIO cristiano

Las niñas son vendidas como esclavas sexuales por apenas 18 dólares.

¿Y qué hace la comunidad internacional?, ¿puede seguir de brazos cruzados mirando para otro lado?

Unos amigos están ahora en Kurdistán de Iraq para ayudar a la Iglesia en lo que haga falta. Me cuentan cosas tremendas. La Iglesia acoge a todos los perseguidos. Unas sábanas dividen las “habitaciones” de los refugiados. Una señora reza el rosario todos los días por el fin del calvario.

Pero lo más impresionante son los niños. En las fotos de estos correos describen el HORROR. La primera es cómo era su vida antes de ISIS. La segunda, las matanzas de ISIS. Demasiado gráfico…

Ahora se encuentran refugiados en una parroquia. Han recuperado la vida. Pero muchos como Wafa (en la foto) han perdido a sus padres huyendo de la guerra…

Anuncios

Sudamérica ante la tormenta perfecta 

Escuchando los discursos de los presidentes de Argentina, Bolivia, Venezuela y otros países sudamericanos después del reciente frenazo de la economía China, pareciera que están viviendo en otro planeta. Todavía siguen hablando de los abundantes recursos naturales y materias primas de sus países, como si eso importara mucho en el nuevo mundo de Google, Apple y Uber.

Cuando Sudamérica se benefició de los precios récord de las materias primas por las crecientes importaciones de China en la decada pasada, varios presidentes de la región se embarcaron en una fiesta populista. No le prestaron mucha atención al hecho de que el mundo estaba moviéndose rápidamente hacia una economía del conocimiento, en que una empresa como Apple hoy día vale más que el producto bruto de varios países.

Oh Claridad, Claridad

Aunque el título alude a una canción de finales de los 80 y comienzos de los noventa, esta podría ser la queja que tantos peruanos desde sus sillones esperan ver de la política del gobierno peruano de aclarar y confrontar los vínculos del narcotráfico y la política; y es que si bien ha habido espacios abiertos por el mismo Congreso de la República para escuchar los proyectos de ley que pretenden cerrar el paso al narcotráfico y por ende a los delitos que a él le son conexos, lo que no ha existido es la voluntad política para enfrentar la corrupción que viene del hogar presidencial o por lo menos de las relaciones políticas dictadas desde Venezuela y que han devenido en estudiar las agendas de la primera dama, las cuales vienen siendo estudiadas por el Ministerio Público que en su momento ordenará pericias grafotécnicas necesarias para poder comprender las cifras y los cooperadores del partido de gobierno que entonces aspiraba a obtenerlo en la puya electoral, donde posteriormente salió ganador solo porque hubo una necesaria reingeniería de la campaña y hasta del discurso.

Es el Estado el llamado a demostrar transparencia y deseo de combatir la corrupción venga de donde venga, cosa que no ha hecho hasta el día de hoy y que a un año de concluir no creo que lo haga, mucho más tratándose que la principal implicada resulta ser la primera dama, mientras esto no sea así no podremos hablar de inclusión sin ver la viga en nuestro ojo.

Ni comunión, ni confesión. Antes exorcismo

Basándonos en lo controvertido de la lid política en cuanto a las elecciones presidenciales que se hallan cerca, no es de asombrar que se tejan alianzas o pactos bajo la mesa, con la promesa de obtener una curul en el congreso o la posibilidad de colocar a algún lider en el sillón de Pizarro, haciendo alusión al conquistador y saqueador de la historia peruana, el sillón de Pizarro ha sido ocupado por asaltantes de saco y corbata que han hecho de sus fondos la bóveda de Ali Baba donde se han cometido las mayores atrocidades contra un Perú que se desangra debido a los excesos políticos los robos economicos de la chacra de nadie en la que se ha convertido las localidades, las regiones y porque no el país.

Pero una de las alianzas que más sorprendería de concretarse sería entre el partido APRA y el PPC, ambos con unos líderes que han estado lanzandose toda serie de calificativos en su contra, que descalifican a cualquiera que pretenda gobernar un país.

Y aunque en la columna de El Comercio se relata no solo los desencuentros sino también los acercamientos de ambos partidos, y su lidereza que antes no comulgaba con el partido de la estrella, ahora se apresta a sumar fuerzas o por lo menos asi lo expresa de la boca para afuera tragandose sus epítetos y frases donde apuntaba su artillería pesada contra el APRA ahora expresa que poseen puntos de su ideario que son compatibles, aunque aún no expresan un acuerdo textual o por lo menos televisado, lo que lejos de ser histórico demostraría -una vez m-ás- lo hipócrita y maleable que puede ser la moral cuando sus intereses económicos y políticos por ende peligran.

La nación debería recordar antes que tanto Lourdes Flores Nano y el PPC han estado involucrados con fuertes nexos a Cesar Cataño quien viene siendo procesado por el delito de lavado de activos producto del narcotráfico, de igual manera Alan García debería recordar que aún no hay sentencia firme contra Gerald Oropeza y toda la red de corrupción tendida por el narcotráfico así como tampoco existe punto claro sobre la dación de los narcoindultos.

Ambas almas atiborradas de demonios deberían de ser antes confesadas y exorcizadas antes de pretender unir fuerzas en una elección política en la que quienes somos creyentes esperamos que Dios ilumine las inteligencias y los peruanos puedan demostrar más civismo y conciencia política que tanta falta nos hace.

No es necesario ver las estrellas

Aludí con el título de este artículo, como la frase que usualmente se usa para ver el futuro de una persona, de una determinada situación o de un país y elegí este ultimo para poder así desde el computador hacerles una idea de como es que percibimos nosotros los peruanos el panorama electoral hasta el día de hoy.

Tenemos en la cabecera de las encuestas, un ex presidente que busca su tercer mandato pero que necesitará de todo el apoyo posible para eludir las imputaciones por los delitos de corrupción de funcionarios, lavado de activos y los ilícitamente emitidos narco indultos.

Seguidamente la hija de un ex presidente que gobernó poco más de un decenio y que pretendió perpetuarse en el poder gracias a una formula inconstitucional que sumada a una serie de delitos contra los derechos humanos, ejecuciones extrajudiciales.

Un tercer candidato-nada sobrio ni como ex presidente- involucrado en un escándalo de lavado de activos donde hasta su suegra quedo en calidad de procesada, y que pesan sobre el numerosas credenciales que lo hacen una persona de dudosa reputación moral, aunque sin duda es un peruano de éxito que ha pasado por las mejores universidades del mundo moderno como economista.

El cuarto candidato que asoma es el ex ministro del ex presidente que asoma en el tercer puesto de esta lista, y que no tiene tantas sombras, pero las que tiene sirven para empañar su candidatura como son la de no renunciar a su doble nacionalidad y la de estar involucrado con todos los lobbies norteamericanos y con un escándalo mayúsculo halla por el gobierno de Belaunde.

El resto de la lista son pequeños candidatos que recien asoman a la palestra política por lo menos postulando para presidente, pero como diría Rosa María Palacios estamos en el país de Los Otros.

Tenemos figuras de este ultimo grupo que despuntan por lo controvertidas como la congresista independiente Verónika Mendoza que gozando de una juventud y elocuencia así como de un discurso directo se ha sabido subir con el pie derecho a la arena de puyas políticas peruanas  como lo demuestra un artículo de Rocío Silva Santisteban, pero existe aún en la población un recelo porque aún no ha deslindado de la política venezolana pro gobierno que se ha convertido en una dictadura, y entre detractores y defensores encontramos a escépticos y espacios de observación cautos en diarios sociales como La República, otros del mismo diario sienten ese frió en la nuca a la hora de ir a votar, como lo resume Raúl Tola, en tanto otros se preocupan por el desmenbramiento de la izquierda con candidaturas separadas de Verónika Mendoza, Yehude Simon y Marco Arana como gente de izquierda que aún no ha decidido sumar sino ir por separado pensando que tendrán oportunidades en primer vuelta de por lo menos confrontar a alguno de los punteros y vencerlos en la segunda vuelta.

Aún existen partidos políticos que podrían sumarse a la puya electoral y que aún no han demostrado ni candidatos ni si irán en alianza con algún favorito para bien o para mal, de estos podría definirse hacia donde se inclina el voto ciudadano.

Como sea el Perú, una vez más tiene la oportunidad de pronunciarse esta vez y es nuestro deseo que podamos votar con total conciencia cívica, sabiendo que depositaremos nuestra confianza en el hombre o mujer que por méritos propios y sin llegar a las faltas de respeto o agresiones verbales pueda definir los destinos de nuestra nación por los siguientes cinco años.

Desafíos, logros y proyecciones en la lucha contra el Delito de TID.

Para comenzar a esbozar nuestro artículo partiremos de definir al narcotráfico desde la óptica de la sociología, para lo cual partiremos de la definición de Noval y Namihas[1], que lo describe como un fenómeno delictivo de naturaleza compleja y de escala global, el mismo que es percibido por la comunidad internacional como una seria amenaza a la seguridad, bajo esta definición existen múltiples causas que nutren este concepto, partiendo de un análisis micro a la salud pública, este problema social afecta de manera endémica la salud tanto de los consumidores a quienes afecta no solo directamente sino que afecta la salud emocional de su entorno familiar.

Seguidamente conviene referirnos a que el hecho de que este delito subsista ha permitido el incremento de la delincuencia y el crimen organizado, así como con la generación de una cultura de trasgresión de la ley, añádase a esto el incremento de fenómenos como el comercio y la explotación sexual, especialmente de mujeres y niños, la puesta en peligro de grupos de riesgo, entre otros fenómenos socialmente negativos.

Prosiguiendo este delito genera una inestabilidad en la economía, limita el crecimiento y ahuyenta las inversiones lícitas[2], igualmente conlleva consecuencias degenerativas en el medioambiente pueden ser percibidas y resultar condenables dado a que incrementa la deforestación, la erosión y la desertificación de los suelos, la contaminación de las aguas y la pérdida de la biodiversidad biológica[3].

Asimismo el tráfico ilícito de drogas está vinculado a otras actividades delictivas como el terrorismo, el tráfico de armas, la trata de personas, la corrupción y el blanqueo de dinero, lo cual convierte a esta ilícita actividad en “una amenaza especialmente grave y compleja”[4]. De acuerdo al Informe Mundial sobre Drogas 2010 de la UNODC destaca cómo el poder del narcotráfico socava la seguridad de los Estados.

En conclusión, esta ilícita actividad aúne en si misma situaciones de riesgo para la integridad y el bienestar de los ciudadanos, las familias y la sociedad en su conjunto, y por consecuencia al Estado como sociedad organizada; asimismo el narcotráfico actúa, igualmente, como una fuerza desestabilizadora pues atenta contra la soberanía, la democracia y el Estado de Derecho en los países en donde opera, además de violentar los derechos humanos elementales del ser humano[5].

[1] NOVAK, Fabián y otros.

2011                     “Lucha contra el Narcotráfico en el Perú. Una Estrategia para el Gobierno

2011-2016” Lima, Instituto de Estudios Internacionales de la PUCP (IDEI),

  1. II.

[2] NOVAK, Fabián y RUDA, Juan José.

2009                    “El Tráfico Ilícito de Drogas en el Perú: Una Aproximación Internacional.”

Instituto de Estudios Internacionales de la PUCP (IDEI). En: El Mapa del

Narcotráfico en el Perú. Lima. Equis Equis S. A., p. 13.

[3] NOVAK, Fabián y RUDA, Juan José.

2009                    “El Tráfico Ilícito de Drogas en el Perú: Una Aproximación Internacional.”

Instituto de Estudios Internacionales de la PUCP (IDEI). En: El Mapa del

Narcotráfico en el Perú. Lima. Equis Equis S. A., pp. 24-25.

[4] NOVAK, Fabián y RUDA, Juan José.

2009                    “El Tráfico Ilícito de Drogas en el Perú: Una Aproximación Internacional.”

Instituto de Estudios Internacionales de la PUCP (IDEI). En: El Mapa del

Narcotráfico en el Perú. Lima. Equis Equis S. A., p.  25.

[5] MÉNDEZ, María.

2010                    “Serie Amenazas a la Seguridad: El narcotráfico. Documento 11. Drogas,

Pobreza y Derechos Humanos: El Impacto Social del Narcotráfico.”

  1. Lima: Instituto de Estudios Internacionales (IDEI) de la PUCP, p. 33.

Analisis Situacional del Narcotráfico en el Perú

Luego de haber señalado el daño a nivel macro que representa el negocio del comercio ilícito de drogas, es necesario apreciar las cifras oscuras de la criminalidad para evaluar el daño a la sociedad y al Estado, en primer lugar el porcentaje de la droga decomisada de acuerdo a las estadísticas ofrecidas por el periodo 2006-2010 no supera el 5.2%, porcentaje distante del 25% señalado en el Plan Estratégico[1], lo cual representa un atraso que deviene inmediatamente en la necesidad imperante de replantear los presupuesto de la lucha contra las drogas a esto debiéramos también considerar que la producción de drogas ilegales en el Perú se ha incrementado durante el periodo de ejecución de la estrategia[2], estas cifras se mantienen y han ido en ascenso debido a que la complejidad del delito derivada de la criminalidad organizada hace casi imposible mantener una estrategia única, sino por el contrario requiere una adaptación a los nuevos tiempos, haciéndose exigible el Sistema de Defensa Jurídica del Estado que se sujete a los propósitos de la norma, la necesidad de una reingeniería de la labor jurídica.

[1] DEVIDA.

2009                   “Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas 2007-2011. Primera

Actualización”. Lima, Diciembre de 2009, pp.46 y 51.

[2] Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

2006                   Monitoreo de cultivos de coca en Perú. Lima, 2007, p. 6.

Plan Estratégico adoptado por el Gobierno Central.

Debemos de agregar que no es hasta la elaboración del Plan Nacional de Prevención y Control de Drogas promulgado el 3 de octubre de 1994, cuando se comenzó el esbozó de medidas integrales las cuales permitieran combatir el problema de las drogas, estableciendo una Estrategia Nacional Antidrogas, la cual cubre tres áreas estratégicas que a lo largo del tiempo se han mantenido, las cuales son la interdicción, el desarrollo alternativo y la rehabilitación y el tratamiento de los fármacodependientes.

Posteriormente en el mes de Abril de 1996 a través del Decreto Legislativo Nº 824 se estableció un conjunto de normas destinadas a reorientar las acciones de lucha contra las drogas. Una de las principales medidas que se adoptó por vía de este Decreto fue la creación de CONTRADROGAS como ente rector encargado de diseñar, coordinar y ejecutar acciones integrales contra el consumo de drogas, en colaboración con los diferentes organismos estatales involucrados, incluyendo el Ministerio del Interior, la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas. Pero no sería hasta el 11 de Enero de 2002, fecha en la que se publicó la Ley N° 27629 que modifica las funciones de CONTRADROGAS (hoy DEVIDA) y la composición del Directorio de Contradrogas. Con la dación de este Decreto y su posterior reglamentación, que norma la estructura y organización de la institución se dio el paso al origen a una nueva institución: DEVIDA.

Diagnostico

  1. Diagnóstico.

Luego de haber diagnosticado la lucha contra el tráfico ilícito de drogas nos preguntamos ¿Cuál es la labor del Procurador Público? La respuesta es la de ser garante del Estado, esto significa ser parte activa del proceso para que este no pierda la posibilidad de ejercer la facultad que deviene de la defensa jurídica del Estado en la que se comprende el apersonarse y constituirse en parte civil, interponer recursos contra las resoluciones y/o fallos que le fueren adversos, así también el absolver tachas, formular alegatos y otros escritos conforme a la situación que el proceso lo requiera.

Por lo tanto una vez explicada la extensión de sus funciones, pasaremos a explicar que en el ejercicio de su labor no está sola sino que se interrelaciona con otras instituciones como la Policía Nacional, por ser el órgano interventor y dentro de la Policía resaltamos la labor del Escuadrón Verde, de la DIRANDRO por ser las facciones especializadas en la lucha contra el TID.

El Ministerio Público, es otro de los entes cooperantes en la lucha contra el TID y es el que garantiza la legalidad del proceso y el encargado de solicitar la imposición de una sanción previo estudio de los hechos fácticos y su encaje en el tipo penal, si esto no fuera así se pronunciará a favor de solicitar el archivamiento de la causa, a sus dictámenes la PPETID se allana en el extremo de formular acusación de ser el caso y de manera general solicita se imponga una mayor reparación civil que permita resarcir el daño causado por la comisión del injusto penal en estudio, en su defecto presenta argumentos que tendrán que ser evaluados por la magistratura a efectos de encontrar circunstancias que acrediten que los hechos materia del análisis resulten ser un injusto penal y si existen razones que sustenten la culpabilidad

Tenemos también al Poder Judicial como ente dirimente de las decisiones en primera y segunda instancia y decisorio en las medidas restrictivas de la libertad, su relación con la PPETID se deriva de las sentencias absolutorias que son apeladas por la PPETID debiendo sustentar con argumentos fácticos y jurídicos, también los sobreseimientos que aprueba el Poder Judicial serán revisados por la PPETID y serán materia de apelación si se dictaron sin una adecuada fundamentación o si se consideran insuficientes, se apelan también las variaciones al Mandato de Detención si estos implican que se quiebre el peligro procesal.

También tenemos al INPE que ejerce la labor precautoria de los internos, en el caso específico de los que están recluidos por TID, con esta institución se discute los beneficios penitenciarios a los que pueden accederlos presos o las rehabilitaciones a razón de haber cumplido la condena, toda vez que es de necesario cumplimiento el pago de la totalidad de la Reparación Civil en delitos de TID en caso de desee acceder a los señalados.

  • De la situación procesal

De la pluralidad de instituciones presentes en el proceso penal, observamos que la lucha contra el TID no depende en exclusividad de la PPETID, pero, si somos parte del engranaje. Por lo tanto debemos considerar que existen factores en el ejercicio de la defensa jurídica del Estado que no se están llevando al cien por ciento de su potencial.

Uno de ellos es la falta de interconexión entre los órganos, lo que aumenta la burocracia y por consecuencia dificulta que los legajos de los procesos se hallen incompletos de piezas procesales necesarias para un estudio y la posterior emisión de la posición jurídica sobre el caso concreto; esto en una autocrítica puede considerarse como debida diligencia en el ejercicio de la labor, pero resaltamos que por ser partes de un engranaje es labor de todas las piezas del mismo actuar con la debida diligencia.

Otro de los problemas que afronta la institución, resulta ser la falta de un adecuado programa de base de datos que permita no solo almacenar los datos básicos de todo proceso judicial sino que permita que se le introduzca un seguimiento al estado judicial del proceso, el monto de reparación judicial cobrado a la fecha y el saldo restante, los bienes producto del decomiso y el estado de los mismos.

  • De la situación laboral

Existen falencias de orden administrativo que se desprende de los requerimientos de personal, con excepción de los nombrados y quienes se encuentran contratados bajo el régimen laboral del Decreto Legislativo Nº 276 “Ley de Bases de la Carrera Administrativa”, vienen laborando en mérito a contratos de locación de servicios o los mal llamados contratos de servicios no personales, sin que se halla previamente establecido las necesidades de personal, el perfil requerido para determinado cargo y sin ningún criterio objetivo de selección para los efectos de la contratación.

Una de las consecuencias que se desprende de esta realidad laboral es la carencia de posibilidades de ascenso como reconocimiento al esfuerzo y dedicación, y en relación a quienes vienen laborando bajo otras modalidades contractuales la expectativa laboral se reduce a que la relación contractual sea prorrogada cada 3 o 6 meses.

Lecciones aprendidas por parte del cuerp de Defensa Jurídica del Estado en la lucha contra el narcotráfico

La experiencia indica que si bien es cierto se ha estado realizando un trabajo arduo contra la microcomercialización, este no es suficiente y es por eso las alertantes cifras que atacan a la adolescencia y juventud como el sector más vulnerable ante esta lacra social extendida en todo el mundo, pero en sectores reducidos, esto es en las provincias más pequeñas es muy fácil identificar a la corrupción e impunidad que operan a favor de los operadores criminales de TID, por lo cual creemos que la labor social de prevención por sí sola no es un arma eficaz sino va acompañada de un equipo jurídico integrado, gobiernos regionales y locales que apoyen la labor de prevención y una policía eficiente.

Creo firmemente en que apelando a la legislación vigente se debe de hacer efectiva la implementación de la Escuela de Procuradores como ente de formación y especialización sobre temas vinculados a derecho constitucional, derecho público, lucha anticorrupción, banca y seguros, derecho de la competencia, mercado de valores y demás materias vinculadas a sectores estratégicos del Estado.