Sobre la Reparación Civil en materia del Delito de Trafico Ilicito de Drogas

Criterios Normativos

Las prescripciones normativas a las que nos debemos referir en este punto se hallan contenidas en primer orden en el Artículo 93 del Código Penal, en el cual se determina que la Reparación civil que se ordene en un proceso penal debe comprender los conceptos de RESTITUCIÓN (del bien), entendido como la reposición de aquello que ha sido objeto del ilícito (reponer el statu quo), e  INDEMNIZACIÓN (por los daños y perjuicios), que debe abarcar, acorde al artículo 1985 del Código Civil[1] -al que nos permitimos recurrir en mérito a lo normado en el artículo 101 del Código Penal[2]-, las consecuencias[3] que deriven de la acción u omisión generadora del daño, incluyendo el lucro cesante, el daño a la persona y el daño moral.

Criterios jurisprudenciales:

Siendo que además debe tenerse en cuenta a la hora de delinearse los márgenes de la Reparación Civil a fijarse en cada caso concreto, las siguientes consideraciones también extraída de la jurisprudencia nacional emanada de la Corte Suprema:

  1. La Reparación Civil no es una pena o parte de la pena, por lo que no comparte los mismos criterios delineadores de la pena. La naturaleza de la Reparación Civil es distinta, puesto que esta tiene como finalidad reparar el daño o efecto que el delito ha tenido sobre la víctima. (CORTE SUPREMA DE JUSTICIA/SALA PENAL PERMANENTE, N° 948-2005-JUNIN. Fundamento 3° convertido en precedente vinculante en mérito al Acuerdo Plenario N° 1-2005/ESV-22 del 30 de septiembre del año 2005).
  2. Debe existir una adecuada proporción entre el monto fijado como reparación civil y los bienes jurídicos lesionados mediante el delito sancionado (CORTE SUPREMA DE JUSTICIA/SALA PENAL PERMANTE, RN N° 2706-2006-LIMA NORTE; 08SET2006, fundamento Sexto). Sin embargo es conveniente efectuar una precisión conceptual en este punto, puesto que aquí no debe dejarse de lado tampoco, conforme a lo dilucidado por GARCÍA CAVERO[4], la entidad de la afectación concreta del bien jurídico al momento de establecer el monto de la reparación.
  3. La determinación de esta “adecuada proporción” debe responder a los principios de necesidad, proporcionalidad y racionabilidad (CORTE SUPREMA DE JUSTICIA/PRIMERA SALA PENAL TRANSITORIA: RN N° 1569-2007-AREQUIPA; 26 de marzo de 2009. Fundamento Séptimo), mismos que son comunes a la imposición de medidas que gravan los ámbitos de libertad e intereses de las personas sujetas al iusimperium en sus diversas manifestaciones[5].

El costo que implica el proceso de desintoxicación de una persona aquejada por dependencia metabólica a sustancias tóxicas: Según el documento titulado LA VICTIMIZACIÓN DE LA DELINCUENCIA ORGANIZADA Y OTROS DELITOS GRAVES EN EL PERÚ-RESUMEN EJECUTIVO, publicado el año 2011 por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC)[6], el proceso promedio de desintoxicación de un dependiente a drogas tóxicas inicia con un periodo de HOSPITALIZACIÓN de hasta 7 días, los cuales implican un desembolso de S/. 400.00 aproximadamente, continuando con un periodo de 13 días de REHABILITACIÓN, con un costo aproximado de S/. 291.00. Siendo que no puede dejar de mencionarse que existe un porcentaje de toxicómanos que por lo prolongado de su adicción y el deterioro de su organismo, se encuentran más allá de toda expectativa de recuperación.

  1. Sobre la ADICTIVIDAD[7] de las drogas tóxicas comisadas cuyo destino era la comercialización al menudeo: La PBC es una sustancia elaborada a base de cocaína, como su mismo nombre lo dice, sumamente adictiva por los efectos que posee sobre el sistema nervioso central, produciendo euforia, hiper-estimulación, confianza y sensación de seguridad. Una cuantificación concreta del porcentaje de adictividad que ostenta esta droga ilícita oscila en un número cercano al 73.13%[8], conforme a los datos hallados en diversas publicaciones de internet que se apoyan en un estudio realizado por la revista norteamericana “In Health” el año 2008. Ahora, respecto a la Marihuana, si bien esta ostenta un factor de adicción menor, igual o cercano al 21.16%, el mismo no debe ser desestimado al momento de advertir su peligrosidad, puesto que existen numerosos factores que, en determinados casos, aumentan la posibilidad de que un consumidor que se considera eventual, se convierta en compulsivo o drogodependiente. Finalmente, puede afirmarse luego que la adicción a las drogas es una enfermedad con un porcentaje de recaída muy alta, de hasta el 60%, lo que la hace comparable en este rubro a la diabetes, hipertensión arterial y el asma[9].

El monto de dinero invertido por el Estado en materia de prevención y combate al TID por persona: Según el documento titulado ESTRATEGIA NACIONAL DE LUCHA CONTRA LAS DROGAS 2012-2016[10]elaborado por la agencia DEVIDA, en los rubros de: DESARROLLO ALTERNATIVO, INTERDICCIÓN, PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO y PLANEAMIENTO INSTITUCIONAL, el Estado peruano gastó al año 2010, aproximadamente unos $ 105.9 MILLONES DE DÓLARES AMERICANOS, invertidos por el Estado peruano a efectos de prevenir y contrarrestar el abuso y comercio de sustancias tóxicas como la PBC, en refuerzo de las medidas legales dictadas por el Gobierno en contra de este flagelo.

En este orden de ideas, conforme se ha expuesto, el alcance de Micro comercializadores de PBC como LUIS ALBERTO RAMIREZ TAMARA y FRANCESCOLI PIERRE HUAMAN ROJAS es bastante amplio, por lo tanto, el bien jurídico tutelado en el delito en el cual se encuentran inmerso, es decir LA SALUD PÚBLICA, FUE POTENCIALMENTE DAÑADO EN FORMA AMPLIA mediante la puesta en peligro de los intereses sociales objetivos que el artículo 298.1 del Código Penal tutela, ya que estamos hablando de 6 PERSONAS que debido a la farmacodependencia sustentada por el procesado, verían mermada su SALUD en diversas áreas somáticas conforme al cuadro de la página siguiente, que es tomado del material técnico elaborado por DEVIDA y la ONU, al que se hizo referencia líneas arriba:

RESUMEN DE LOS EFECTOS CRÓNICOS DE LA DEDEPENDENCIA A LA COCAINA

EFECTOS PSICOLÓGICOS CRÓNICOS

EFECTOS EN LA SALUD EFECTOS SOCIOFAMILIARES

·         Anhedonia, o incapacidad para experimentar placer.

·         Internalización y perpetuación de los siguientes mecanismos psicológicos:

a)       Racionalización: Elaboración y emisión de argumentos o juicios falsos para justificar y prolongar el consumo.

b)       Autoengaño: EL dependiente está convencido de tener el control sobre la droga, cuando es todo lo contrario, dado que la droga controla y dirige la vida del consumidor.

c)       Negación: Consiste en la minimización de la existencia de la adicción a la PBC.

·         Pérdida de peso.

·         Infecciones cutáneas.

·         Desgano, agotamiento.

·         Ausencia de hambre y sueño, cansancio.

·         Apetencia por el consumo.

·         Alucinaciones que pueden ser visuales táctiles, auditivas y olfatorias.

·         Insomnio.

·         Locuacidad.

·         Vómitos, diarrea.

·         Alteración del juicio.

·         Frecuente paranoia.

·         Proclividad a la psicosis permanente.

·         Enfermedades infecciosas.

·         Deterioro dental.

·         Anemia.

·         Desnutrición, tuberculosis.

·         Indicadores del daño orgánico cerebral.

·         Conducta antisocial y delincuencial.

·         Venta de drogas.

·         Abandono laboral.

·         Crisis de familia permanente.

·         Disfunción familiar.

·         Codependencia.

·         Involucramiento familiar en problemas policiales y judiciales.

MARIHUANA, EFECTOS Y CONSECUENCIAS[11]
EFECTOS DE LA INTOXICACIÓN EFECTOS NO DESEADOS CONSECUENCIAS

ü  Relajación

ü  Desinhibición

ü  Enlentecimiento

ü  Sequedad en la boca

ü  Ojos brillantes y enrojecidos

ü  Alteraciones sensoriales

ü  Dificultad en la expresión oral, memoria inmediata y concentración

ü  Ansiedad, paranoia o pánico.

ü  A dosis altas puede producir ilusiones visuales y somnolencia.

ü  Aumento del apetito

ü  Taquicardia

ü  Sudoración

ü  Insomnio

ü  Descoordinación en movimientos

ü  Apetito voraz

ü  Déficit en funciones cognitivas (atención, concentración y memoria)

ü  Déficit motivacional

ü  Actitud pro-consumo

ü  Problemas de rendimiento académico o laboral

ü  La lata tasa de consumo ha favorecido la baja percepción del riesgo

ü  A dosis altas puede generar accidentes de tránsito y de índole laboral

ü  Alteraciones en el sistema familiar.

A la luz de todo lo expuesto es pertinente apuntar que; si bien es cierto nuestro sistema jurídico no considera que la Reparación Civil ostente una naturaleza y finalidad punitiva sino ante todo restitutiva e indemnizatoria (a diferencia del sistema anglosajón en el cual existe el instituto del punitive damage[12]), sin embargo, como apunta GARCÍA CAVERO[13], es inevitable que esta despliegue ciertos efectos (intimidatorios y de prevención especial) en el ámbito penal debido a que, por imperio de la ley se impone conjuntamente con la pena[14], por lo que este escenario necesariamente debe ser considerado por el juzgador al momento de imponer o determinar el monto que corresponde por Reparación Civil en el presente caso, por lo que el señalar un monto por concepto de Reparación Civil, igual o inferior al promedio de ganancias que percibe un micro-comercializador de drogas tóxicas enviaría un mensaje negativo a la delincuencia avocada  a los delitos de narcotráfico, y este es que; resulta rentable el dedicarse al comercio de drogas tóxicas desde un punto de vista económico-patrimonial, puesto que las ingentes ganancias que genera este tipo de ilícitos al final no son mermadas o afectadas por la administración de justicia.

[1] Que versa sobre la indemnización originada de la responsabilidad extracontractual.

[2] Artículo 101.- La reparación civil se rige, además, por las disposiciones pertinentes del Código Civil.

[3] Aquellos efectos (negativos) que derivan de la lesión del interés protegido, según Juan ESPINOZA ESPINOZA en su libro “Derecho de la Responsabilidad civil”. Editorial GACETA JURÍDICA, 3° Edición. Lima 2005. Pág. 188.

[4] En el artículo “LA NATURALEZA Y ALCANCE DEL CONCEPTO DE REPARACIÓN CIVIL: A PROPÓSITO DEL PRECEDENTE VINCULANTE ESTABLECIDO EN LA EJECUTORIA SUPREMA R.N. 948-2005 JUNÍN”, disponible en la dirección web: http://www.itaiusesto.com/wp-content/uploads/2012/12/5_1-Garcia-Cavero.pdf

[5] Sub principios instituidos como mecanismos de control e interdicción de la arbitrariedad (STC 1803-2004-AA).

[6]En el portal web: http://www.unodc.org/documents/peruandecuador/Publicaciones/Victimizacion_Resumen_2011.pdf

[7]http://ec.europa.eu/health/scientific_committees/opinions_layman/tobacco/es/glossary/abc/addictiveness.htm

[8] «Top 18 Most Addictive Drugs On Earth». “In Health” magazine. Archivado desde el original el 27 de marzo de 2008. Consultado el 22 de febrero de 2010. Hallado en la dirección web:

http://web.archive.org/web/20080327022057/http://www.stopdepressiontoday.com/top-18-most-addictive-drugs.html

[9] NIDA (National Institute on Drugs Abuse). LAS DROGAS, EL CEREBRO Y EL COMPORTAMIENTO – Departamento de salud y servicios humanos de los Estados Unidos. Publicado en el año 2008. Ejemplar virtual en formato PDF:

http://www.drugabuse.gov/sites/default/files/soa_spanish.pdf

[10]Documento publicado en la web:

http://www.peru.gob.pe/docs/PLANES/11793/PLAN_11793_Estrategia_Nacional_de_Lucha_contra_las_Drogas_2012-2016_2012.pdf

[11] “El problema de las drogas en el Perú 2013”, impreso en junio de 2013. Elaborado por el Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas de CEDRO. Disponible en el portal web de esta institución: www.cedro.org.pe.

[12]Los Punitive damages son una institución del Common Law de origen británico que hoy resulta arquetípicamente norteamericana. Se puede referir una definición acertada recurriendo a una cita de John Fleming: “Punitive or exemplarydamagesfocusnotoninjurytotheplaintiffbutonoutrageousconduct of thedefendant, so as to warrant an additional sum, byway of penalty, to express the public indignation and need of the terrence or retribution” (Traducción: Los daños punitivos o ejemplares no se centran en un perjuicio al demandante, sino en la conducta reprochable de la parte demandada, a fin de justificar una suma adicional en concepto de sanción, para expresar la indignación pública y la necesidad de la disuasión o retribución).

[13]En el artículo “LA NATURALEZA Y ALCANCE DEL CONCEPTO DE REPARACIÓN CIVIL: A PROPÓSITO DEL PRECEDENTE VINCULANTE ESTABLECIDO EN LA EJECUTORIA SUPREMA R.N. 948-2005 JUNÍN”, disponible en la dirección web: http://www.itaiusesto.com/wp-content/uploads/2012/12/5_1-Garcia-Cavero.pdf

[14] Ver el artículo 92 del Código Penal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s